Las 10 claves para entender la seguridad en BC

 

Tijuana.- La seguridad pública en Baja California es un tema complejo. Los buenos resultados a nivel estatal contrastan con la pésima posición que ocupa a nivel nacional.

Mientras algunos delitos como el secuestro y la extorsión han presentado bajas importantes, los homicidios han alcanzado cifras récord y el índice de robo de vehículos es el peor del país.

Son los municipios más pequeños del Estado los que presentan las tasas delictivas más elevadas: Tecate tiene la tasa de delitos más alta de la Entidad y Rosarito la tasa de homicidios más elevada, mientras que Tijuana es el municipio con mayores avances en materia de seguridad.

Para entender la complejidad de la dinámica delictiva en el Estado, Infobaja presenta los resultados de un análisis detallado a los principales logros y retos en materia de seguridad pública, explicados en 10 puntos de mayor relevancia.

NOTA: Antes de comenzar con el análisis, es importante aclarar que para lograr una comparación más efectiva de la incidencia delictiva entre estados o municipios, en ocasiones es necesario compararla en proporción a su número de habitantes y no contrastar sus cifras totales. Por ejemplo, no es lo mismo que en Baja California Sur se hayan cometido 21 mil 415 delitos en 2015 y 21 mil 618 en Chiapas durante el mismo año, ya que Baja California Sur tiene una población cercana a las 712 mil personas y Chiapas más de 5.2 millones. Si se calcula el número de delitos cometidos por cada 100 mil habitantes, Baja California Sur habría registrado una tasa de 3 mil 8 delitos por cada 100 mil habitantes en 2015, y Chiapas 414.

Las cifras de delitos provienen de los reportes publicados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, mientras que las cifras de población estatal provienen de la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

1) Baja California vive su mejor momento en materia de seguridad pública en más de una década.

En 2008 se registró la cifra de delitos más elevada de la década, con 133 mil 762 delitos cometidos en todo el Estado. A partir de ese año la incidencia delictiva ha presentado una reducción gradual y constante, interrumpida por un ligero incremento en 2014, pero recuperó su tendencia a la baja en 2015. Durante la primera mitad de este año se llevan contabilizados 48 mil 508 delitos a nivel estatal, un número excepcionalmente bajo, que de mantener su promedio mensual podría convertir al 2016 en el año con menos delitos de los últimos 10 años (97 mil 016), lo que representaría una disminución de 27% respecto al 2008.

2) Tijuana: el mayor avance en seguridad; Mexicali el menor avance.

A nivel municipal Tijuana ha presentado los mejores resultados en materia de disminución del delito. Entre 2008 y 2015 redujo sus delitos en un 38%, y de continuar la buena tendencia que registró la primera mitad de 2016, podría cerrar el año con una disminución de 43% con respecto al 2008. En contraste, Mexicali ha registrado el menor avance en seguridad entre los cinco municipios de Baja California, con una reducción de apenas el 1.5% en los delitos cometidos en 2015, en comparación con el 2008.

3) Tecate con la tasa delictiva más alta del Estado.

A pesar de la importante disminución en el número de delitos que ha experimentado Tijuana durante los primeros seis meses del año, y aunque mantuviera el promedio mensual a lo largo del segundo semestre de 2016, cerraría el año con el mayor número de delitos a nivel estatal: 39 mil 512. Sin embargo es la ciudad más poblada del Estado, con más de 1.5 millones de habitantes, de manera que su tasa de delitos equivaldría a 2 mil 355. En cambio Tecate, un municipio con alrededor de 101 habitantes, presentaría la tasa delictiva más alta del Estado, con 4 mil 101 delitos por cada 100 mil habitantes, si es que continúa con la incidencia delictiva registrada de enero a junio de este año.

4) Baja California con la tasa delictiva más alta de México.

La tendencia favorable de la seguridad en la Entidad contrasta con el escenario nacional, ya que Baja California ha registrado la tasa de delitos más alta a nivel nacional en cuatro de los últimos cinco años. En 2011 y 2012 se posicionó como el Estado número uno en delitos cometidos por cada 100 mil habitantes. Aunque en 2013 perdió su liderato ante Baja California Sur, recuperó el primer lugar en 2014 y 2015, registrando una tasa de 3 mil 156 delitos por cada 100 mil habitantes el año pasado.

5) Focos rojos en homicidios a nivel estatal.

Mientras que la tendencia delictiva general va a la baja en el Estado, el homicidio ha presentado un incremento considerable durante la última década. Durante los primeros seis meses de 2016 se registraron 503 asesinatos en Baja California, mientras que en todo 2006 se contabilizaron 489 asesinatos. De continuar la tendencia del primer semestre, 2016 se convertiría en el año más violento de la década.

6) Baja California: quinto lugar nacional en homicidios.

La situación a nivel nacional tampoco ha sido favorable, pues en 2015 Baja California se ubicó en quinto lugar nacional en materia de homicidios, con una tasa de 23.82 muertes registradas por cada 100 mil habitantes. Si bien esta cifra se ve opacada por la tasa de 56.5 de Guerrero, Estado que encabeza la lista, se podría considerar que Baja California ha retrocedido sustancialmente, pues en 2011 ocupaba el lugar número once a nivel nacional.

7) Playas de Rosarito con la mayor tasa de homicidios en el Estado.

Tijuana es el municipio que encabeza la lista en cuanto a su número total de homicidios, con 612 casos en 2015, lo que representa 73.64% de las muertes violentas de todo el Estado. Sin embargo, ocupó el segundo lugar en proporción a su número de habitantes, con una tasa de 39.24 homicidios por cada 100 mil habitantes durante 2015. El primer lugar del año pasado lo ocupó Playas de Rosarito, con una tasa de 54.04 homicidios por cada 100 mil habitantes.

8) Avance importante en secuestros

En 2008 Baja California tenía la tasa más elevada de secuestros de todo el País, con 3.7 secuestros por cada 100 mil habitantes, superando incluso a estados como Chihuahua (3.5) y Michoacán (2.03). La reducción de este delito ha sido considerable: en siete años logró reducir la incidencia de este delito de 115 casos registrados en 2008 a 11 casos en 2015, ubicándose como el tercer Estado del País con la mayor reducción en la incidencia de secuestros (90.4%), debajo de Chihuahua (95%) y Baja California Sur, que no ha registrado ningún secuestro desde el 2011.

9) Extorsiones a la baja

En cinco años el delito de extorsión se redujo en casi un 40% en Baja California. De 356 casos denunciados en 2011, año en el que se posicionó en segundo lugar a nivel nacional, a 221 en 2015, ubicándose en un punto intermedio en el escenario nacional.

10) Baja California: líder nacional en robo de vehículos.

 

Finalmente, Baja California encabeza la tabla nacional en la incidencia de robo de vehículos sin violencia, una posición que ha dominado por más de una década. Durante 2008, el peor año para el Estado en materia de seguridad pública, fueron robados 32 mil 809 vehículos, lo que equivalía a poco más de la quinta parte del total de autos robados en el País durante ese año. En siete años el avance ha sido importante, pues en 2015 la cifra descendió a 13 mil 674. Sin embargo nuestra Entidad continúa dominando a todos estados de la República en este delito, pues mantiene una tasa de 392.46 vehículos robados por cada 100 mil habitantes. A nivel nacional, la tasa es de 92.89, mientras que el segundo lugar, Querétaro, presenta una tasa de 181.59 vehículos robados por cada 100 mil habitantes, menos de la mitad de la tasa bajacaliforniana.