Islandia, la cuna de la creatividad

0
144

Por Juan José Alonso Llera

“Solo los peces muertos siguen la corriente”

La semana pasada les platiqué un panorama general de la maravilla de país que es Islandia, hoy quiero complementar esta entrega platicándoles más a detalle sobre el nivel de innovación y riqueza que tiene una nación pujante, limpia, ordenada y que se ubica al final del planeta, cerca del paralelo notable a 66º33’38» latitud norte en el círculo polar ártico.

Este pequeño rincón del mundo con tan solo 350 mil habitantes en toda su geografía, incluye a 17 empresas que cotizan en el NASDAQ (National Association of Securities Dealers Automated Quotation, es la segunda bolsa de valores electrónica y automatizada más grande de los Estados Unidos, siendo la primera New York Stock Exchange, con más de tres mil 800 compañías y corporaciones). No hace mucho tiempo empresas como Össur y Marel, empezaron siendo una pequeña idea. Hoy son las compañías más grandes de Islandia, que además se han convertido en lideres globales en sus respectivos campos (Ortopedia y maquinaria para procesar alimentos).

La compañía con el más rápido crecimiento en los últimos años ha sido WOW air. En mayo de 2012 tuvo su primer vuelo desde Islandia (KEF) a París y en 2016, cinco años más tarde, había movido 1.7 millones de pasajeros con 17 aviones Airbus nuevecitos, con 30 destinos en ambos lados del Atlántico (el Volaris del hielo, con los mismos colores y no sé si con el mismo servicio).

Desde 2007 el premio Vaxtarsproti ársins (Startup del año) ha sido instituido en el país para promover la competencia, creatividad e innovación entre los emprendedores. El primero en recibirlo fue Marorka, (es una empresa especializada en la gestión energía marina, provee servicios e infraestructura para suministrar electricidad generada a partir de 100% de energía renovable con procesos geotérmicos e hidroeléctricos). Siguen Mentor en 2008 y 2009 (educación), Nox Medical 2010 (telemetría medica), Handpoint 2011 (medios de pago), Valka 2012 (procesamiento de pescado), Meniga 2013 (banca digital), Datamarket 2014 (big data), Kvikna 2015 (desarrollo de software) y Eimverk en 2016 ( creadores de Floki, el whisky Islandés). Me eché un clavado e investigué a fondo todos estos emprendimientos, con el único fin de compartirles algunas ideas generales:

  • Sectores muy distintos, pero como mucho potencial de crecimiento
  • Centrados principalmente en servicios
  • Tecnología de punta, desarrollada internamente o importada pero mejorada con innovación
  • Apoyos de gobierno para fortalecer a empresas y fomento al turismo e inversión
  • Un gabinete de preparado y probado en cada una de sus especialidades, gobernando miembros de 3 partidos distintos, que anteponen los intereses del país por encima de los propios
  • Todos los emprendimientos se convierten o son empresas líderes globales
  • Desarrollo tecnológico que se exporta
  • Profundo respeto por la naturaleza, la vida y las personas
  • Sistema educativo al alcance de todos y con alta calidad
  • Mucho orden y poca policía

En fin no hay formulas mágicas, hay estrategia, disciplina, orden, muy pocas reglas que todo mundo cumple y un gran respeto por la dignidad de las personas, sin perder la brújula del desarrollo económico y extraordinaria calidad de vida.

Les dejo otro proverbio genial:

“No hay mal tiempo, solo mala ropa”.

Por cierto aquí cabe otro emprendedor:

“66 North vende Islandia, no ropa. El concepto es que cuando compras una pieza de 66 North, compras un trozo de Islandia”.