Gobierno deben enfocarse en erradicar informalidad y desvío de recursos, considera fiscalista

Redacción/Infobaja

Tijuana.- Con las reformas fiscal y penal fiscal, lo que el gobierno federal pretende es presionar al contribuyente cautivo en lugar de atender temas de mayor relevancia como la informalidad, la inseguridad o las facturas falsas en operaciones que realizan dependencias públicas.

Así lo señaló el Mtro. Raúl Melgar Díaz, abogado fiscalista y miembro de la Asociación Mexicana de Contadores Públicos (AMCP), que preside el M.I. José Antonio Melgar Díaz, durante el desayuno técnico del organismo, donde señaló que aquello que pregonó el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador durante su campaña, en realidad no lo ha cumplido.

“Ha endurecido en lugar de facilitar, está generando más facultades de la autoridad para presionar al que es pagador de impuestos, en lugar de atender temas que son de mayor relevancia como la informalidad, la inseguridad. Considero que el tema de la confianza que promulgó en su campaña no la hemos visto, desafortunadamente”, asentó el Mtro. Raúl Melgar, quien expuso el tema de la Reforma Penal Fiscal 2020.

El socio de la AMCP subrayó que las reformas aprobadas para el 2020, lo que buscan es apretar la recaudación al contribuyente cautivo, cuando se tiene una gran parte de la informalidad que no está regulada.

Refirió que una de las intenciones de estos mecanismos es atraer poco a poco a la informalidad a las arcas de la fiscalización, pero en el proceso el más afectado será el cautivo.

Por otro lado, dijo, se endurecieron las penas para el contribuyente con fines recaudatorios, pero se deja de atender un gran problema, como es el índice del hueco recaudatorio por desvío de recursos públicos.

“Las facturas falsas en las dependencias públicas, que son las que han tenido operaciones con esos prestadores, y no precisamente la iniciativa privada. En 2014 hubo una emisión de facturas falsas por 2 billones de pesos, lo cual representa del 4% al 5% del Producto Interno Bruto, y a la fecha ha incrementado”, apuntó.

El abogado fiscalista indicó que si la reforma penal fiscal no incrementa la recaudación, es posible que la autoridad rompa el pacto de no incrementar impuestos, por lo que resulta un tema complejo.

Por su parte, José Antonio Melgar Díaz, presidente de la AMCP, comentó que el 2019 ha sido un año de muchos ajustes, y que su percepción del primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, es que no le han salido algunas cuestiones como lo había pensado y que ha sido de aprendizajes.

“Esperemos que la política de gobierno les funcione, y nosotros como colegio y representantes de los contribuyentes  tengamos la certeza jurídica con todos los cambios en materia fiscal que ha habido”, finalizó.