Frozen 2: Descongelada de corazón… y eso es bueno

0
101
Anna y Elsa vuelven para salvar al poblado de Arendelle. Imagen: Walt Disney Studios

Por Chema Castro III

Elsa y Anna regresan a la aventura, y a muchas canciones, con Frozen II donde el empoderamiento femenino es el platillo principal aunque a través de diversas entretenidas acciones y múltiples homenajes.

La historia no es algo complicado, simplemente deben las hermanas salvar de nuevo al poblado de Arendelle de otra posible catástrofe, y para lograrlo deberán cruzar el bosque encantado y llegar a la isla Ahtohollan para descubrir una verdad ancestral, además de descubrir de dónde provienen los poderes de Elsa.

Los directores Chris Buck y Jennifer Lee regresan al mundo helado con Lee de nueva cuenta a cargo del guión “inspirado” en la obra de Hans Christian Andersen (quien es parte de uno de los muchos “huevos de Pascua” del filme), y logran sacar varias historia de la trama principal, además de darle juego a los personajes secundarios.

Olaf (voz en inglés de Josh Gad) se siente más maduro con el paso del tiempo y al contemplar su vida ahora que, gracias a la magia de Elsa, no se puede derretir incluso al estar en la luz solar, y pues la filosofía fluye a través de él, aunque sin dejar de hacer cuestiones algo torpes que fascinarán al espectador de cualquier edad.

Elsa (voz de Idina Menzel) ya está más segura con el uso de sus poderes mientras que Anna (voz de Kristen Bell) no puede dejar de observarla y cuidar de ella, incluso sin darse cuenta de las intenciones de Kristoff (voz de Jonathan Groff) hacia ella.

De hecho Kristoff tiene uno de los mejores momentos del filme, aunque los niños es probable que no entiendan, ya que su turno de canción es presentado con todo el estilo ochentero de Air Supply, con todas las tomas y arreglos de coro de la época, además que la tonada bien podría ser el primer éxito de la banda sonora, aunque la letra puede ser interpretada de diferentes formas por las personas de diversas edades, y géneros.

Aunque no hay un claro heredero de “Let it go” (y, la verdad, sería imposible duplicarlo), pero la dupla de Kristen Anderson-López y Robert López dan su mejor intento de replicar esa magia, mas, como en cualquier musical, de repente te gustaría que simplemente dejaran de cantar y se fueran directo a avanzar la historia.

Entre los personajes nuevos tenemos a la gente de Northuldra quienes, cuenta la historia, estaban a punto de hacer un tratado de paz con el rey Runeard (voz de Jeremy Sisto), abuelo de Anna y Elsa, y surge violencia entre las facciones sin conocerse bien la razón de ello, y el descubrir ese secreto es otro de los aspectos que podría salvar al poblado de Arendelle.

Pero ninguno de los “nuevos” realmente trasciende en la historia, y la voz que escucha Elsa no es de gran sorpresa a quién pertenece, aunque el relato sí destruye una teoría de los aficionados de Disney que las damas titulares de aquí eran familia de Tarzán.

Para aquellos que pensaban que Frozen II sería la “descloseteada” de Elsa, sigan esperando ese detalle porque no lo hubo aquí, aunque cada vez que la reina comparte el cuadro con otra mujer, como el caso de Honeymaren (voz de Rachel Matthews), se escucha en la sala el murmuro de “¡ahora sí!”, pero pues no.

Algunas de las lecciones de  vida, o de cómo vivir, caen con mano bastante pesada y nada sutil, pero eso no distrae del hecho que el filme es divertido y los efectos visuales extraordinarios, además que los colores otoñales brillan en la pantalla como nunca antes.

Frozen II

  • Reparto (ingles, voces de): Kristen Bell, Idina Menzel, Josh Gad, Jonathan Groff, Evan Rachel Wood, Sterling K. Brown, Jason Ritter, Alan Tudyk, Santino Fontana, Jeremy Sisto, Martha Plimpton, Ciarán Hinds, Alfred Molina, Rachel Matthews.
  • Director: Chris Buck, Jennifer Lee
  • Guión: Jennifer Lee
  • Duración: 1:43 hrs.
  • Género: Fantasía, Musical, Dibujos animados
  • Calificación: **** (de cinco)