Foro Inmobiliario

0
32
  • + Foro Inmobiliario
  • + Las buenas de Tijuana
  • + Desaprovechan transportistas el SITT

Por Juan Dinero

El próximo viernes 23 de agosto, en las instalaciones del Cecut, se estará llevando a cabo el primer Foro de Negocios del Consejo de Profesionales Inmobiliarios de Baja California, que preside Gabriela Cerezo Morales.

El encuentro será una magnífica oportunidad para que sus participantes se actualicen sobre nuevas leyes y disposiciones en este sector y también para conocer nuevos proyectos y practicar networking.

El programa contempla al menos siete conferencias y dos paneles donde se tratarán temas como turismo inmobiliario, movilidad, desarrollo de proyectos, sustentabilidad, economía e inversiones.

Entre los expositores estarán Guillermo Ornelas Romero, director Regional de Inegi; el arquitecto Luis Manuel Elizondo, dirigente de Canadevi BC; Roberto Barrios Gaxiola, vicepresidente Ejecutivo de AMPI Nacional; Christopher Carlos Gil, de SIMCA; Tony Hanna, presidente Internacional de Intercambios de FIABCI; Rodrigo Peña, presidente de la Federación de Colegios de Valuadores, así como Gene Towle, socio y director de Softec, entre otros.

En el tema económico de Tijuana y de Baja California, hay buenas noticias, luego de que se dieran a conocer los numeritos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). A nivel nacional ya sabemos que el panorama sigue muy desalentador, con caídas del empleo y de inversión como no se tenía en muchos años.

En lo que toca a Baja California, en materia de empleo, esta entidad es la que registra la menor tasa de desempleo de la frontera Norte, con un 2.5 por ciento, por debajo de la tasa nacional que es del 3.5 por ciento. Esto representa la generación de 4 mil 765 empleos formales, tan solo en junio y más de 22 mil en los primeros seis meses del año, lo que posiciona al BC en el segundo lugar a nivel nacional en creación de empleo.

En lo que respecta a la inflación, Tijuana registra un 2.9 por ciento al mes de julio, contra un 3.78 de inflación a nivel nacional. Muy parecido al número que presenta en este rubro la zona metropolitana de San Diego, que es del 2.8 por ciento, una de las más altas del vecino país. La inflación en Estados Unidos al mes pasado fue de 1.7 por ciento.

Otra buenas noticia fue la que reveló Desarrollo Económico e Industrial de Tijuana (Deitac), en el sentido de que durante el primer semestre del 2019, llegaron a Tijuana 11 nuevas inversiones, por lo que a pesar de todos los problemas de inseguridad de la ciudad, continúa la confianza de los inversionistas en esta región.

Las empresas transportistas que controlan la mayoría de acciones de SITT, S.A. de C.V. (alrededor de un 90%), que encabezan Arturo “Napo” Aguirre y Rafael Echegoyen, están perdiendo una gran oportunidad de hacer de este ente, todo un negocio para beneficio de ellos mismos, de sus trabajadores y de la ciudad.

Ha tenido la cancha servida, pues la autoridad, es decir el Ayuntamiento y el Gobierno Federal, a través de Banobras y de la SCT, han puesto todo para que los transportistas le saquen provecho. La infraestructura y los aspectos técnicos, que le tocan al Municipio, funcionan al ciento por ciento.

El problema ha sido que no lo han sabido manejar como una empresa y siguen aplicando los mismos criterios de toda la vida, los mismos principios de “renteros de placas”, en lugar de verlo como un negocio en toda la extensión de la palabra.

Un verdadero empresario, no se endeuda a ciegas como lo hicieron ellos, sacando unidades financiadas que no necesitaban y por ello llegó el momento en que las deudas los tienen ahogados. Un buen administrador hubiera solicitado camiones por etapas, en la medida que fuera avanzando el proyecto y hubieran puesto mejores controles para evitar fugas de dinero vía choferes.

La regaron como empresarios y ahora tratan de echar culpas a las autoridades. Desde la pasada administración se quisieron comer el pastel solos, no permitieron que entraran al negocio otras líneas transportistas y ahora viven las consecuencias.

Su esperanza ahora es que la próxima administración los subsidie con recurso público y por ello empezaron a presionar desde esta semana.

Sería casi el equivalente a que usted en su negocio pidiera un subsidio a la autoridad porque no le ha ido bien en sus ventas. La lógica indica que si no pueden con el paquete, cancelen su contrato y vengan otros empresarios transportistas que sí puedan, pero sobre todo que sí se sepan administrar y hacer que el negocio funcione para beneficio de todos.