Feliz cumpleaños con licencia vencida

0
251

Por Adriana Zapién y Valente García de Quevedo

Hoy les contaré sobre un punto importante en los viajes donde se tienen planeados trayectos en carretera y sobre todo si tú serás el conductor de auto, ya sea designado o resignado y sobre todo si de visitar zonas vinícolas se trata.

El año pasado en estas mismas fechas planeamos visitar la zona vinícola de Priorat, específicamente Porrera y teníamos que rentar un auto y de regreso yo sería la conductora designada. Yo creo que en el fondo debe de haber una mezcla entre mi estilo controlador y mi espíritu anfitrión que disfruta mucho ver a los demás divertirse y yo con ellos; por eso siempre trato de estar disponible para regresarlos a casa.

Conducir por hermosas carreteras es un placer, claro que no sé si me ofrecería a conducir si estuviera en la India con los caminos tan caóticos donde la vaca tiene más prioridad que el peatón, jajaja.

Les cuento que ese noviembre de 2017 muy contentos nos preparábamos para ir a tomar vino en Priorat y llegamos muy temprano a la agencia de carros; pero cuando nos pidieron las licencias para registrarlas, oh sorpresa, mi licencia estaba vencida desde el nueve de agosto, día de mi cumpleaños, y no sería posible repartirnos la carga del volante en el segundo tramo del viaje.

Imagínense la expresión de mi acompañante cuando nos dijeron que lo sentían,  pero que mi licencia estaba vencida y no podía registrarse. Pero lo peor era que había estado conduciendo desde el día de cumpleaños sin licencia y yo ni en cuenta de la falta.

Y es que aquí en Baja California las licencias son emitidas con vigencia de un quinquenio y para para facilitarnos la vida (según ellos) se vencen el día de nuestro cumpleaños. Claro está que en tu cumpleaños lo que menos quieres es hacer trámites, así que un bravo por el ocurrente.

Este año que volvemos a hacer nuestro tradicional viaje a Priorat me tocó rentar el coche y adicionalmente seré la conductora resignada también ese fin de semana que estaremos en Napa con la cata internacional de nuestro Club de Vino Ardogorri; por lo tanto, ahora me aseguré que mi licencia estuviera bien resguardada y vigente para no salir con mi sorpresa de nuevo.

Con ambos autos rentados y con la consigna de que mis amigos conducirían en la ida a las zonas vinícolas y yo en los regresos, recibo un whatsapp donde el mismo amigo al que no pude ayudar a conducir el año pasado y que ya había llegado a España me decía: “Me acabo de dar cuenta que mi licencia esta vencida”. Al leerlo solté la carcajada ya que le había pasado exactamente lo mismo que a mí, pues su cumpleaños había sido en septiembre, cumpliéndose los cinco años de vigencia. Y por supuesto ni se había percatado, esas letras sonaban como dulce venganza pues ahora me sentiría que no era la única a quien le sucedía eso.

Les recomiendo que cuando estén planeando un viaje donde implique renta de autos como paso número uno, revisen de todos los posibles conductores la fecha de expiración de las licencias, pues no estamos exentos de la posibilidad de que las de varios del grupo pierdan vigencia el mismo año después de los cumpleaños y el viaje se arruine porque no se pueda rentar el auto. Además de que en Europa las posibilidades de conseguir un auto automático son casi nulas y tus posibilidades de que otro conductor salga al quite se reducen.