Evita EU “Abismo Fiscal”; impacto positivo en Bolsas

0
131

Washington.-  La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la noche del martes un proyecto de ley del Senado para evitar 600,000 millones de dólares en aumentos de impuestos generalizados y recortes de gastos automáticos conocidos como el ‘abismo fiscal'.

El plan tuvo el respaldo de 257 legisladores, más de los 217 votos necesarios para poner en marcha la medida. Sin embargo tuvo 167 votos en contra. 

En la madrugada del martes el Senado aprobó el proyecto.

La sesión en la Cámara baja se dio momentos antes de que los mercados accionarios de Nueva York regresaran a sus actividades tras el feriado de año nuevo.

Con la aprobación se evitó llamado "precipicio fiscal", que habría provocado subidas de impuestos y recortes del gasto público, una victoria para el presidente Barack Obama frente a los republicanos, pero que sólo aplaza unas semanas el debate sobre el techo de la deuda del país.

El voto del Congreso fue recibido positivamente por las principales bolsas del mundo, que este miércoles comenzaron el año en fuerte alza, indicó AFP.

Wall Street inició la jornada celebrando el acuerdo de última hora: el Dow Jones subía 0,71% y el Nasdaq 2,45%. Ya el lunes Wall Street había cerrado con fuertes ganancias, anticipando un acuerdo político en Washington.

La bolsa de Hong Kong en tanto, cerró ganando 2,89% y a la apertura Londres subía 1,28%, Frankfurt 1,01%, París 1,73% y Madrid 2,2%.

"Uno de las principales promesas de mi campaña fue cambiar el código de los impuestos, demasiado sesgado hacia los ricos a expensas de los trabajadores americanos de clase media", dijo el presidente demócrata en una alocución en la Casa Blanca poco antes de las 23:30 (hora local del miércoles).

"Esta noche hemos cumplido la promesa gracias a los votos de los demócratas y de los republicanos en el Congreso", añadió.

Horas antes la Cámara de Representantes, con mayoría republicana, había aprobado un proyecto de ley que aumenta los impuestos para las familias con ingresos superiores a 450.000 dólares al año, un día después del voto favorable del Senado dominado por los demócratas.

El presidente, no obstante, quería que el aumento fuera para los contribuyentes con ingresos mayores a 250.000 dólares.

A pesar de su rechazo a cualquier tipo de aumento de impuestos, una parte de los republicanos aceptó votar a favor de la medida para evitar el precipicio fiscal, que habría provocado una subida generalizada de impuestos combinada con importantes recortes en el gasto público, en particular en el presupuesto de defensa.

Con 275 votos a favor y 167 en contra, la Cámara de Representantes puso así fin a dos semanas de enfrentamientos y negociaciones en Washington.

El martes, el Senado se había reunido en una noche de fin de año -por primera vez en los últimos 40 años- para aprobar el proyecto de ley por mayoría (89 contra a ocho), gracias a un acuerdo entre el vicepresidente Joe Biden y el jefe de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

 

Advertencia sobre el techo de la deuda

En su alocución, Obama también advirtió a sus adversarios que no permitirá que se ponga en riesgo la capacidad de financiarse del gobierno.

"Si el Congreso se niega a dar al gobierno de Estados Unidos la capacidad para pagar las cuentas a tiempo, las consecuencias para la economía global serían catastróficas", dijo el presidente en relación al aumento del techo de la deuda que buscará en el primer trimestre.

En 2011, el conflicto con los republicanos sobre el techo de la deuda había llevado a la agencia de calificación financiera Standard and Poor's a rebajar la nota de Estados Unidos, luego de que el país quedara al borde del default.

Obama, que había interrumpido un día después de Navidad sus vacaciones en su Hawai natal para volver a Washington y resolver esta nueva crisis con los republicanos, subió este miércoles al Air Force One para reunirse con su mujer y sus hijas en Honolulu.

Una vez Barack Obama promulgue la nueva ley, la tasa media de imposición para las familias con ingresos de más de 450.000 dólares al año pasará del 35% al 39,6%.

Pero todavía quedan cuestiones pendientes para la economía estadounidense, como las medidas de recorte del gasto público, aplazadas dos meses, y que provocarán probablemente un nuevo enfrentamiento entre la Casa Blanca y los republicanos.

Por el momento Obama ha conseguido, tan sólo dos meses después de su reelección a la cabeza de la primera potencia mundial, una victoria política con una ley que pone fin a ciertas ventajas fiscales para algunos de los ciudadanos más ricos heredadas de la presidencia de su predecesor, el republicano George W. Bush.