Encima el proceso electoral

0
222

Por El Informante

Encima el proceso electoral

Las elecciones locales del año 2021, están más cerca de lo que parece. Dentro de un año estará iniciando el proceso electoral para renovar 25 diputaciones locales, cinco alcaldías y la gubernatura… claro, si la Suprema Corte no decide otra cosa. Y dentro de un año y seis meses, es decir el domingo 6 de junio de del 2021, será el día de la jornada electoral.

Evidentemente es poco el tiempo que les queda a las administraciones para hacer obras importantes y tomar acciones que impacten verdaderamente en la población. Considerando los tiempos presupuestales y las grillas, reste menos de un año para tratar de hacer cosas. Por lo tanto, como los tiempos no dan, preparémonos para que en el próximo año y medio todo se lleve al terreno político-partidista, golpes mediáticos, señalamientos y petardazos para poder continuar manteniendo la clientela electoral.

Ya hay listas

Precisamente debido a lo corto de los tiempos electorales, no hay tiempo que perder, por lo que ya hay quienes empiezan a manejar listas de probables aspirantes a puestos de elección popular, que obviamente tratan todos los días de figurar en las notas y columnas periodísticas, pues para ir abonándole.

En el caso del Ayuntamiento de Tijuana, el presidente municipal Arturo González Cruz, podría reelegirse, pero aún habrá que esperar las negociaciones, ya que al empresario se le queman las habas por ser candidato a la gubernatura.

En esa lista “morenista” por la silla de Jaime Bonilla, están más que puestos el secretario General de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano y hasta Mario Escobedo, secretario de Economía Sustentable y Turismo, quien no le haría fuchi a un ofrecimiento de candidatura a la alcaldía que tanto ha añorado.

Sin embargo, la alcaldía de Tijuana posiblemente tendría que ser para una mujer, por lo del tema de la equidad de género, en donde aparece más que puesta la sindico procuradora María del Carmen Espinoza Ochoa, quien tendría toda la bendición y apoyo de Bonilla.

Pero claro, esa posibilidad también les quita el sueño todas las noches al secretario del Ayuntamiento Carlos Murguía y la regidora Mónica Vega, quienes bien podrían conformarse a la hora del reparto con alguna candidatura a diputados. Y así, más lo que se acumule cada semana en la bolsa electoral 2021.                                                                   Cambiaron colores

En los gobiernos municipales y el estatal, al menos en los ayuntamientos de Tijuana y Rosarito, cada vez es más notorio que hay funcionarios de primer nivel y hasta en cargos de menor categoría, que militan o lo hicieron en las filas del PRI o del PAN y que, por diversos motivos -incluyendo pleitos internos- abandonaron a su partido y ahora trabajan en beneficio de los gobiernos morenistas.

Nombres hay muchos, y por mencionar casos locales de antiguos priístas están Carlos Murguía en la Secretaría del Ayuntamiento, Mario Escobedo en Economía y Turismo estatal, así como la ex regidora Martha Montejano en Desarrollo Social Municipal.

En el PAN recordamos a Eloy Morales, Gerardo Cortéz Mendoza y Eduardo Goris ahora en puestos de regular jerarquía en el gobierno de Tijuana.

Aquí el punto, más que la democracia interna o inclusión partidista, es que estos personajes están realizando tareas para las cuales sí están preparados o al menos han demostrado que pueden desarrollarlas. Hay, pues experiencia, pese a tratarse de gobiernos de un partido nuevo.

Y, dicen algunos, a diferencia de otros gobiernos en los cuales, lo mismo el PAN que el PRI, nombraban a personajes que la verdad nada tenían que ofrecer y nadie decía nada, porque eran recomendados o parientes de algún funcionario, y que en general sólo asistían a calentar una silla y cobrar su cheque cada catorcena.

Desairaron a los Calderón

No corren buenos tiempos políticos para el ex presidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala en su afán de poder constituir legalmente a su organización México Libre como partido político.

Su asamblea constitutiva en Tijuana, celebrada en corazón de un antiguo bastión panista como es el Quinto Distrito, fue anulada por el INE por falta de quórum.

Los Calderón tenían que juntar por lo menos 300 personas en la asamblea de su embrionaria fuerza política, pero su triste realidad es que no llegaron ni a 200 pese a la prórroga que les concedió el INE y los ruegos de los organizadores por acarrear a cuanto familiar fuera posible para poder arañar las 300 firmas.

Ni siquiera el apoyo del ex gobernador José Guadalupe Osuna Millán se les ha podido traducir en nuevos allegados. ¡Y estamos hablando de alguien que fue Presidente de México! Eso es picar piedra desde la oposición en tiempos de vacas escuálidas. Y bueno, al parecer no todos los panistas quieren saltar del barco.

El ruido y las nueces

Los malpensados dicen que esto de la “estafa maestra” versión BC es muchísimo ruido sin nueces, un caldo caliente sin carnita, un descomunal espectáculo para mantener entretenida a la opinión pública.

Pues bien, será el sereno pero en el gobierno de Jaime Bonilla, como le comentábamos la semana pasada, están afilando las guadañas jurídicas para sentar al exgobernador Francisco Vega de Lamadrid en el banquillo de los acusados y procesarlo por corrupción.

Bueno, al menos están haciendo demasiados esfuerzos por dejar claro ante la opinión pública que no hay pactos de no agresión e inmunidad y que irán de lo más en serio a la hora de ajustar cuentas. La publicación de los nombres de las 91 empresas supuestamente “fantasmas” con las que se hacían desvíos es un primer paso.

Por lo pronto, hay un nombre que está en el ojo del huracán y que aparece subrayado con pluma roja en todos los expedientes. ¿Se acuerda usted del ex secretario de Finanzas, Antonio Valladolid? Ojo con él, porque podría dar mucho de qué hablar esta Navidad.

La guerra por Santa Anita

Vale la pena comentar que la “guerra” territorial entre los municipios de  Playas de Rosarito y Ensenada parece destinada a alargarse sin remedio. Como usted recordará, el Congreso del Estado aprobó un dictamen de creación del estatuto territorial en donde reconoce a la zona de Santa Anita como parte del municipio de Playas de Rosarito. Y parecía que ahí quedaba todo.

Pues bien, resulta que los ensenadenses no se quedaron conformes ni callados y el presidente municipal Armando Ayala Robles, ni tardo ni perezoso, ya tiene lista la controversia constitucional que interpondrá ante la Suprema Corte de Justicia para recuperar la potestad catastral sobre un territorio que consideran suyo.

Por lo pronto, los habitantes de Santa Anita permanecen en el limbo jurídico y territorial.

Presupuestos 2020

Las cuestiones de presupuestos suelen prolongarse casi hasta que la manecilla llega a medianoche, pero Montserrat Caballero, presidenta de la Junta de Coordinación Política en el Congreso del Estado, afirmó que ya merito tienen listo el del 2020.

La diputada también informó que tanto el Congreso del Estado como el Instituto Estatal Electoral tendrán un recorte de presupuesto, pero que otras áreas, como el DIF, recibirán un aumento sobre lo que solicitaron.

Por su parte, la senadora panista Gina Cruz Blackledge, habló sobre las reducciones del presupuesto federal del 2020 para Baja California y comentó que seguramente golpearán al sector salud en la entidad. También anticipa que se verán afectadas las áreas de atención a los migrantes, lo cual realmente es grave.

Relevo en Cabildo rosaritense

Y ya que hablamos del quinto municipio, habrá que estar muy pendientes de lo que suceda en el Cabildo de Playas de Rosarito, en donde en lo que son peras o manzanas, ya tienen nuevo Secretario de Gobierno.

En sesión extraordinaria se aprobó el nombramiento del regidor morenista Miguel Ángel Moreno Ávila como secretario, al menos de manera temporal, pues el titular  del cargo Manuel González Araujo, está algo delicado de salud.

González Araujo estuvo ausente algunas semanas en las que no hubo movimiento alguno, pues se pensaba que en cualquier momento podía regresar.

Tristemente su convalecencia parece destinada a alargarse y en el Quinto Municipio optaron por  votar el nombramiento de Moreno Ávila, que según dicen, podría ya quedarse de forma permanente en caso de que lo delicado de su condición impida a González desempeñar tan demandante y desgastante cargo.