En octubre inicia exhibición de filmografía mundial

TIJUANA.- La Cineteca Tijuana comienza su programación de octubre con dos ejemplos de la filmografía mundial de los años recientes: “Calle Tzameti: El club del suicidio” y “Río Suzhou”, las cuales serán exhibidas a partir de este martes 2 de octubre en la sala Carlos Monsiváis del Centro Cultural Tijuana. 

“Calle Tzameti: El club del suicidio”, película de 2005, marca el debut de Géla Babluani, joven director de cine nacido en la ex república soviética de Georgia, quien con esta cinta se reveló como un insospechado maestro del thriller contemporáneo.

Basada en un argumento de Sabine Bauchart, la historia que narra la cinta gira alrededor de una misteriosa casa, en cuyo interior funciona un centro de apuestas clandestinas a donde se da cita un grupo de personas.

De acuerdo con la sinopsis, Sébastien, un inmigrante georgiano residente en Francia, entra en contacto con una comunidad de jugadores encerrados en una lejana casa de campo y lo que empieza en tono de aventura, termina siendo una pesadilla, cuando Sébastien se da cuenta que ahí las apuestas se pagan con la vida.

El propio Géla Babluan dirigió en 2010 un “remake” de su propia película para el público estadounidense, titulado “13 ruleta rusa” que narra varias historias entrelazadas por un común denominador: la violencia y el poder.

Filmado en blanco y negro con abundante tensión dramática, con “Calle Tzameti”, Géla Babluani hio su debut cinematográfico y a sus 26 años se reveló como un hábil director en el manejo de la tensión dramática, según lo podrá comprobar el público que acuda a ver “El club del suicidio”, que se proyectará del martes 2 al jueves 4 de octubre a las 18:00 horas y el domingo 7 a las 20:30 horas.

La oferta de la sala Monsiváis para la primera semana de octubre se complementa con “Río Suzhou”, producción chino-alemana del año 2000 dirigida por Lou Ye, autor también del guión, considerado uno de los cineastas independientes más importantes de China.

La historia que narra la película tiene relación con un videoasta solitario que recorre las calles de Shanghai grabando historias acerca de la gente que ve cruzar los puentes o pasar los botes del río.

Mardar, un mensajero motociclista, acaba de salir absuelto de prisión por haber secuestrado a su novia, Moudan.

“Moudan y Mardar tenían una relación aparentemente normal, sin embargo, cegado por la avaricia, el joven accede a la propuesta de secuestrar a su pareja y al ser descubierto por las autoridades es arrestado. Al enterarse de los planes de su novio, Moudan decide suicidarse lanzándose al río Suzhou. 

“Tiempo después el joven sale de prisión, consigue trabajo de mensajero e intenta rehacer su vida con Meimei una mujer que le recuerda a su ex novia generando en él sentimientos de culpabilidad”. 

La historia es relatada a través del realizador de videos que gusta de pasear por las calles de Shangai inventando historias sobre la gente con la que se encuentra.

Galardonada en el Festival Internacional de Cine de Rotterdam, “Río Suzhou” es una intrigante historia de amor ocurrida entre los criminales insignificantes de Shanghai, donde nadie es exactamente lo que aparenta; se exhibirá del martes 2 al jueves 4 de octubre a las 20:30 horas y el domingo 7 a las 18:00 horas.

El boleto de entrada a la sala Carlos Monsiváis tiene un costo de 40 pesos, 25 maestros y estudiantes con credencial vigente, al igual que las personas afiliadas al Instituto Nacional del Adulto en Plenitud.