¿Dónde queda el Estado de Derecho?

0
101

Por Roberto Rosas Jiménez

Durante la pasada campaña electoral, uno de los temas que más estuvieron en boca de todos fue la discusión para modificar el periodo de quien sería nuestro próximo Gobernador, para que en vez de que su mandato tuviera una duración de 2 años, esta pasara a ser de 5 o de 6 años.

Esta ley fue aprobada durante el 2014 y durante ese momento, fue aceptada por quienes formaban parte del Congreso local. Pero hace unos meses, se intentó modificar en dos ocasiones el periodo e incluso, el Tribunal Electoral del Estado lo aprobó para que, posteriormente, el Tribunal Electoral del Poder Judicial diera marcha atrás a esta resolución.

Por ello, quienes acudimos a las urnas el pasado 2 de julio, fuimos a elegir a quien nos gobernaría en los próximos dos años.

Pero nuevamente estamos ante una situación que consideramos, violenta el Estado de Derecho, siendo ahora el Congreso del Estado quien aprobara el pasado lunes 8 de julio, que se modifique nuevamente el periodo para dejarlo en una duración de 5 años.

Esta situación es preocupante, no porque estemos en contra o a favor de cierto periodo, sino porque marca un antecedente para que futuras leyes que sean aprobadas por los próximos Congresos, puedan ser modificadas en beneficio de algunos cuántos. Incluso esto podría ocasionar que futuros gobernantes quieran durar más en el gobierno y que con el apoyo de los congresos, aprueben nuevas extensiones al periodo.

Por eso nosotros en Coparmex, a través de nuestra Federación, les preguntamos a nuestros Diputados: ¿cuál es el verdadero interés tras esta aprobación? ¿Por qué la urgencia de convocar a una junta extraordinaria y cambiar este periodo?

Les recordamos que la ley está hecha para respetarse y no para hacer modificaciones ya sea por intereses políticos o personales.

Ante esta situación, serán los partidos quienes deben tener la iniciativa y tomar cartas en el asunto; nosotros en Coparmex estaremos convocando a nuestras empresas socias y a la sociedad en general a participar en un amparo colectivo para hacer frente esta falta de respeto a nuestra democracia.

Confiamos en que la Suprema Corte de Justicia de la Nación sea quien emita una resolución que respete el Estado de Derecho y dé por concluido este tema que ha sido desgastante durante los últimos meses.

Por eso mejor invito a nuestros Diputados, a que así con la urgencia que convocaron para hacer esta modificación, se preocupen por otros temas que tanto ha afectado nuestra región y que aún no tienen solución: el adeudo con la UABC, la escasez en productos médicos, la falta de pagos a maestros, entre otros.

Mientras tanto, seguiré repitiendo: Ustedes, nuestros gobernantes, fueron elegidos por la ciudadanía para trabajar en beneficio de ella. Ya basta de seguir intereses personales, necesitamos gente que realmente quiera trabajar por nuestra Baja California.