Dejemos atrás el rezago educativo en la región

0
170

Por Roberto Rosas Jiménez

Una sociedad educada es esencial para el crecimiento económico de nuestro país, y mientras nuestros gobiernos no se centren en ello, va a ser muy difícil dejar atrás el rezago educativo que no sólo afecta a nuestra región.

Durante los últimos años se ha buscado evitar el rezago educativo en alumnos de nivel básico a través de diferentes propuestas: exámenes extraordinarios, trabajos extras o cualquier otra manera para apoyar a que el alumno logre el promedio suficiente para aprobar.

La educación además de generar personas mejor preparadas, hace que nuestra sociedad sea más culta, más responsable y más participativa en nuestra democracia.

Desafortunadamente, de acuerdo al Instituto Nacional para Educación de los Adultos, en Baja California hay 725 mil personas en exclusión educativa, siendo Tijuana la ciudad que alberga la mitad de ellos, con 361 mil personas.

De esa cantidad, en nuestra ciudad 16 mil de ellos no saben leer ni escribir, 94 mil no cuentan con la primaria terminada y 251 mil no concluyeron la secundaria.

Seguiremos repitiendo, en Coparmex estamos convencidos de que la educación, es el instrumento más eficaz para reducir la pobreza y la desigualdad. Mientras la pobreza y la pobreza extrema sigan con altos porcentajes de población, difícilmente se puede hablar de un país desarrollado, pues este factor incide fuertemente en la salud y en la educación y por ende, en la democracia.

Para disminuir esta cifra, nuestro Centro Empresarial firmó un convenio con el INEA en Baja California, que tiene como objetivo el sumar esfuerzos para combatir el rezago educativo en nuestra región.

Con esto será posible que todos los socios que forman parte de Coparmex, puedan ser vinculados a los programas y beneficios del INEA, así como la creación de la figura de Plazas Comunitarias, además de poder brindar asesorías técnicas y estratégicas para la estructuración e implementación del programa.

Está comprobado de que una persona que cuenta con la educación básica, mejora sus capacidades en el trabajo, por lo que el lugar donde labora también se ve beneficiado.

Consideramos que es importante brindar oportunidades educativas a los trabajadores porque así se fortalece la autoestima de la persona, generando un ambiente sano y una mejor integración a la comunidad. Además, se crea un mayor compromiso con la empresa u organización donde se desempeña.

Por eso quiero hacerles la invitación a todos los empresarios de nuestra región a que se acerquen a Coparmex en caso de conocer a alguien que no haya terminado su educación básica, para poderlo canalizar al INEA y que así, pueda disfrutar de los beneficios que este Instituto puede ofrecerle al trabajador.

Es momento de trabajar juntos para que los índices previamente mencionados se disminuyan y con ello, aumentemos la productividad de nuestras empresas.