De las palabras pasó a las balas

TIJUANA.- La Subprocuraduría contra la Delincuencia Organizada, a través de la Unidad Orgánica de Homicidios Dolosos, resolvió el homicidio en agravio de Armando Ramírez Ibarra, alias “El Black” de 37 años, ocurrido el día 14 de agosto del año en curso. 

José Manuel Urquídez Guerra, de 55 años,  fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público una  vez cometido el hecho delictivo.

En la declaración ante el Agente del Ministerio Público, Urquídez Guerra señaló que al estar en compañía de varios amigos compartiendo bebidas embriagantes en su domicilio ubicado sobre la calle Lirio y Tulio de la colonia 3 de Octubre, observó caminando al ahora occiso en compañía de otros sujetos.

Por lo que José Manuel Urquídez se introdujo en su domicilio y tomó un arma revólver  calibre .38 especial y se la fajó en la cintura.

Al salir al frente de  su casa, se encontró a Armando Ramírez, quien  al verlo lo  empezó a insultar a gritos, por lo que José Manuel sacó el arma,  realizó dos disparos y los sujetos huyeron corriendo.

El agresor y sus amigos abordaron un vehículo en el cual se dieron a la fuga.

Armando Ramírez fue trasladado a las instalaciones del Hospital General al resultar herido de dos disparos de arma de fuego en el estómago y en la región lumbar, falleciendo horas más tarde.

Por lo anterior se ejercitó acción penal en contra de José Manuel Urquídez Guerra, por el delito de homicidio calificado,  por lo que fue puesto a disposición del Juez Penal en turno, e internado en la Penitenciaría del Estado en Tijuana, para que responda por el delito que se le imputa.