Crisna soltó golpes desde la infancia

0
44
La boxeadora rosaritense Crisna Álvarez recuerda el esfuerzo para llegar al campeonato nacional de primera fuerza. Fotografía: Cortesía

Por Korina Sánchez S.

Tijuana.- Rodeada de primos varones creció la boxeadora Crisna Álvarez. La rosaritense recuerda los juegos bruscos con un grupo de niños que más tarde sería un incentivo en su vida para entrar de lleno al boxeo.

Lejos de casa, en Playas de Rosarito, comparte que desde su infancia, los golpes fueron su “fuerte” y ahora lo demuestra en el ring.

“Tengo muchos primos hombres, hubo un momento en que todos se inscribieron a clases de box y yo también quería, le dije a mi papá y me inscribió”, dijo la pugilista de 20 años de edad.

La aventura duraría algunos años para Crisna, quien se inició en este deporte junto a su hermana Adriana (dos años mayor que ella); pero fue la actual medalla de oro en el Campeonato Nacional de Boxeo Primera Fuerza, quien sobresalió en la disciplina.

“Me acuerdo que batallaba mucho, no se me daba. Nunca dejas de aprender y ¡ahí me quedé de necia!, y de todos los primos fui la única que se quedó”.

Crisna Álvarez se ha convertido en una de las boxeadoras más ganadoras de Baja California, al estar en competencias internacionales. Pero el camino no fue fácil para la joven rosaritense, quien tuvo que viajar a Tijuana en busca de apoyos económicos que no existían en su ciudad natal.

“En aquel momento casi no había el apoyo suficiente en Rosarito, tenía que irme hasta Tijuana. Ahorita gracias a Dios ambos municipios. Tijuana ha estado al pie del cañón conmigo. Yo que más quisiera que de donde soy realmente se reconozca el deporte”.

Siempre inquieta, su meta está ahora en los juegos Panamericanos en 2019, en los que buscará sobresalir.

Tokio 2020 son los juegos olímpicos a los que Crisna quiere asistir. Es el sueño de su vida acudir a una justa olímpica, que se disputará en Japón y a la que acuden los mejores del mundo.

“Lo que anhelo son unos juegos olímpicos”, declaró.

Tras un revés este año en los previos a los Panamericanos, donde tras una reñida pelea le dieron la decisión a su rival, Crisna Alvárez remontó el mes pasado al quedar campeona en los 51 kilos en el IV Festival Olímpico Oaxtepec, en Morelos.

La lucha por los apoyos

El triunfo o fracaso de los atletas mexicanos está condicionado en gran medida por el fogueo con talentos mundiales, en diversas competencias; sin embargo, en México los apoyos económicos son pocos para los deportistas.

Llena de ilusiones, Crisna sueña con que el gobierno federal destine más recursos económicos para que los atletas como ella acudan a competencias internacionales y medirse ante los mejores del mundo.

La realidad es que son los deportistas, incluyendo Álvarez, los que pagan su viaje, estancia y todo lo relacionado con su competencia, lamentó.

“El estar representando a México se necesita fogueo, topes contra otros países, ir a eventos internacionales. Ir internacionalmente adquieres el nivel necesario para una competencia de ese tamaño”.

“A nosotros creo que nos ha afectado bastante porque no hay recursos, no hay apoyo, cualquier evento fuera del país lo tenemos que cubrir nosotros, me gustaría que hubiera más recursos para mejor fogueo y mejores resultados”.

Crisna Michel Álvarez Rivera

Estudios: Licenciatura en Derecho (trunca). “Veo cuántas injusticias que nos pasan a los atletas, realmente me gustaría apoyar más al deporte, no sé si en el área administrativa, seguir con mi carrera de derecho e inducirme; si no me gustaría también terapia física”.

Su ídolo: La boxeadora tijuanense, Jackie Nava es una inspiración para Crisna. Desde sus inicios compartió experiencias que la impulsaron a tomar decisiones. “El ver la constancia de ella, los sacrificios que hace, como se mantiene, creo que es un empujoncito que día a día me da”. Crisna Álvarez entrena en el gimnasio de Nava.