Coparmex: Alternativas por México

0
160

Por Manuel Alejandro Flores

“La democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre. Con excepción de todos los demás”, Winston Churchill (1874-1965)

No son pocas las charlas de café en las que un tema como el que propone Coparmex en esta ocasión se toca. Las preguntas clave son: ¿Qué hacer ante el desencanto de los políticos y la actividad política? ¿Qué alternativa tenemos ante el panorama actual en el que parece ser que la clase política desestima a los ciudadanos? ¿Cómo podemos ser disruptivos y trabajar en darle a la actividad política la dignidad y relevancia que tiene? Tomo de marco de referencia también un libro que recomiendo ampliamente: “Por qué fracasan los países” de Daron Acemoglu y James Robinson para referir los cinco puntos por los que creo que la alternativa que está proponiendo Coparmex para construir un México mucho más prospero debe funcionar:

  1. Son muchas las cosas que Robinson y Acemoglu señalan en su libro como factores que propician la prosperidad de un país, pero hay una que invariablemente ha ocurrido en todos los países que hoy son de “primer mundo”: Los ciudadanos han confrontado con valentía a su clase política y han logrado los contrapesos para ganar libertades económicas para un desarrollo integral de su economía. Desde monarquías centenarias hasta grupos enquistados en el poder que buscan controlar el desarrollo económico de los pueblos, es necesaria la disrupción creativa y ciudadana para abrir caminos de prosperidad verdaderos.
  2. Desde esta premisa, la alternativa por México, es una respuesta a lo que se va consolidando como un gobierno autoritario, populista, demagógico y ocurrentista encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (a lo mejor esos son los pilares de la 4T) y que amenaza lo poco que se ha ganado en cuanto a libertades económicas y desarrollo para la prosperidad en el país. Es decir que, al parecer, los más de 36 mil empresarios afiliados a la Coparmex diagnostican que a México no le va a ir bien con un gobierno con estas características.
  3. Ante la crisis de los partidos políticos de oposición, que no encuentran una estrategia convincente atendiendo a que el régimen actual posicionó una poderosa narrativa que los envolvió a todos en el paquete de la “mafia del poder”, la Coparmex como organismo de la sociedad civil representa un contrapeso disruptivo para la 4T y para cualquier otro gobierno que pueda venir en el futuro. A pesar de esto, el presidente nacional de Coparmex sostiene que “México necesita un sistema de partidos competitivo, nada le podría pasar peor al país que tener una regresión a lo que fue la vida partidaria de los años 60, 70, 80 y 90, en donde un solo partido tenía prácticamente el monopolio” (sin embargo.mx-10/08/19).
  4. Ante esto, ¿qué es “Alternativa México”? Es un programa institucional que hace alrededor de seis meses autorizó el Consejo Directivo de la Coparmex Nacional que tiene como propósito fundamental: identificar, apoyar y formar liderazgos ciudadanos que ya existen en los Estados y que hoy día se encuentran desarrollando distintas actividades a favor del país. El proyecto incluye no solamente empresarios, también estudiantes, académicos, líderes sindicales, personas que están realizando activismo social, esos son el foco de interés de la Coparmex para apoyarlos. La convicción es que estos ciudadanos requieren, no solamente acompañamiento, también un respeto a sus causas para que puedan incidir de mejor manera en el quehacer púbico y la sociedad en su conjunto.
  5. Finalmente concluyo señalando que esta es una plataforma que estará acompañada principalmente por el Tecnológico de Monterrey y que de funcionar será muy disruptiva: porque al no pretender consolidar un partido político, estos tendrán que voltear a ver la alternativa y los liderazgos desde este espacio para seleccionar a candidatos que representen los valores de la democracia y que además tengan la capacidad de tomar decisiones en favor de la prosperidad de México y de esta manera generar contrapesos reales para evitar tentaciones de poder como las que hoy se asoman desde el Palacio Nacional.