Comprendiendo qué hace a Malala Yousafzai tan grande

Por Adriana Zapién y Valente Garcia de Quevedo

Hoy en un mundo donde las mujeres levantan la voz por la violencia ejercida sobre ellas, quise compartir un texto que hace tiempo escribí sobre Malala Yousafsai que fue también víctima la violencia y como ha capitalizado todo de una manera admirable. Le he pedido a Valente que me ceda su semana para compartirlo y se los comparto en las siguientes líneas

Si entendemos quién es Malala Yousafzai sabremos que el futuro del mundo depende de lo que inculquemos a nuestros hijos. Malala Yousafzai ha robado los corazones de una gran parte del mundo al mismo tiempo que ha desquiciado una mínima parte del mismo. Un mundo que pareciera está siendo dominado por el odio, la falta de libertad en todos los aspectos y la intolerancia.

Y cuando pareciera que todos nos sumergimos en una ola de aceptación a todo suceso dramático por justificar que es algo normal; en estos tiempos surgen personajes como Malala Yousafzai que le dicen al mundo que hay que tener valor para que desde nuestro espacio cada persona pueda abonar a cambiar al mundo en algo mejor para todos.

Pero, ¿quién es Malala Yousafzai y porque es tan importante su activismo?

La joven paquistaní Malala Yousafzai no se convirtió en activista de los derechos civiles ahora que casi es adulto, sino que su lucha por los derechos a la educación de las mujeres y las niñas, comenzó desde que era una niña. A los 10 años había comenzado su lucha y eso la hizo un ser extraordinario; de esos seres de los que no se ven todos los días y por eso con 17 años fue la persona más joven en ganar el Premio Nobel de la Paz.

En 2010 a la edad de 13 años ya era famosa por su blog bajo un seudónimo, en el cual explicaba la vida bajo el régimen del TTP (Tehrik e Taliban Pakistaní), que además de ocupar militarmente la zona donde vivía obligaron al cierre de las escuelas privadas y prohibieron la educación de las niñas entre 2003 y 2009. A los 15 años, el 9 de octubre de 2012, fue víctima de un atentado por un miembro de este grupo asociado a los talibanes que arriba del autobús escolar le disparó a quemarropa en repetidas ocasiones alcanzando su cráneo y cuello, cuyas heridas pudieron ser atendidas y milagrosamente salva la vida. Después de esto, su vida continúa amenazada de muerte por lo miembros de grupo terrorista.

¿Qué hace a Malala tan fuerte? Sin duda alguna es lo que aprendió en casa; su padre Ziauddin Yousafzai, siempre ha estado consiente de que nacer mujer en sociedades patriarcales es considerado una tragedia tal, que su nacimiento no se celebra y a la madre se le dan condolencias. Ser mujer es sinónimo de obediencia y sumisión.

Por eso, educó a su hija con una visión, de que la situación de millones de mujeres podría cambiarse, si las mujeres y los hombres piensan de manera diferente; aboliendo leyes discriminatorias que atentan contra los derechos humanos elementales de las mujeres. Siendo su padre un docente, la admitió en la escuela a los 4 años, porque ir a la escuela es la entrada como él lo explica, al mundo de los sueños y aspiraciones. Donde puede explorar el potencial para su vida. Eso él quería para su hija y siempre la apoyó para que soñara. Así por medio de la educación se desarrollará y tomará sus propias decisiones, que le acercarán a la libertad del ser. Luchando por la igualdad.