Competencias internacionales

0
53

Por Juan José Alonso Llera

“Estamos ante una generación de gente emocionalmente débil, donde todo debe ser suavizado, porque todo es ofensivo, incluido la verdad”

Sería profundamente injusto escribir sobre las nuevas generaciones, solo en función de quejarme, la verdad es que los nuevos habitantes del mundo vienen con un chip distinto, que para algunos resulta hasta insultante, pero la realidad es que faltan esfuerzos para que haya un entendimiento entre generaciones. Desde mi punto de vista hay un sinnúmero de habilidades nuevas que tenemos que desarrollar para ser exitosos en el planeta, que al parecer las nuevas generaciones las han desarrollado de manera natural, de hecho, hoy el planteamiento es ser ciudadano del mundo, no solo de un territorio.

Toda actividad profesional se abre a la posibilidad de una relación internacional o a brindar opciones de trabajo en terceros países: el comercio en la red, las profesiones liberales, las comunicaciones. Más allá de los conocimientos puramente técnicos, que se suponen fueron adquiridos en la universidad. La Formación Profesional o el mismo mercado laboral, destacan la importancia de los idiomas y el dominio de un conjunto de habilidades transversales que pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso:

Estas pudieran ser las claves del éxito:

  • – No basta solo saber inglés. Tener un buen nivel de inglés puede contribuir a que nuestra carrera profesional progrese más rápidamente, pero hoy ya no es un diferenciador, pero si no lo tienes resta.
  • – Flexibilidad y empatía. “La empatía nos permite eliminar cualquier barrera cultural para centrarse exclusivamente en el profesional o la persona, y agiliza los procesos de trabajo, evitando cuestionar ideas y entendiendo el porqué de las decisiones”.
  • – Sé consciente de ti mismo. Es importante conocer tus propias capacidades y tener lista una estrategia para enfrentarte a las distintas situaciones.
  • Integración, adaptación y trabajo en equipo. «Esas diferencias constituyen una riqueza de valor incalculable para una compañía, ya que personas que ven el mundo de forma distinta encontrarán soluciones diferentes a un mismo problema”.
  • Herramientas tecnológicas y regulación local. En cada región existen unas leyes y procesos regulatorios distintos. El principal error que se comete “es extrapolar los procesos y regulaciones del país de origen al resto.
  • Educar las emociones y no solo el intelecto: una Idea con frutos a largo plazo. “Los programas de aprendizaje socioemocional enseñan las habilidades que los niños necesitan para tener éxito y prosperar en la vida. La enseñanza del aprendizaje socioemocional en las escuelas es una manera de apoyar a los niños en su camino al éxito, y también de promover mejores resultados de salud pública en el futuro. Sin embargo, estas habilidades necesitan ser reforzadas con el tiempo.  Especialmente durante los años de la escuela intermedia y la adolescencia temprana, los jóvenes se alejan de sus familias y se dirigen más a grupos de pares influyentes y maestros». Se sabe que algunos países en Europa mantienen programas de educación emocional permanentes, sin embargo, la situación en el resto del mundo (especialmente en América Latina) sigue siendo deficiente.

Así que, a ponerse las pilas, si no eres nativo de esta nueva generación, tienes que ser migrante a ella, porque el mundo va por ese camino.