CCE celebra reducción de IVA e ISR en la región

0
1890

Redacción/Infobaja

Tijuana.- La reducción del IVA y del ISR al 8% y 20%, respectivamente, favorecerá la industria y comercio local, aportando importantes beneficios para la región región fronteriza, afirmó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Tijuana (CCE), Kurt Honold Morales.

Señaló que la propuesta Andrés Manuel López Obrador, presidente electo 2018-2024, favorecerá la competitividad de la región,  propiciando una mayor derrama económica de  la región, como resultado de la generación de empleos y nuevos proyectos de inversión.

“Los empresarios de Tijuana celebramos la inminente reducción del IVA al 8%, así como la del Impuesto Sobre la Renta al 20%, pues consideramos que estas medidas traerán consigo importantes beneficios para la industria y el comercio en la zona fronteriza”, dijo.

“El sector productivo en esta ciudad estará a la altura de estas medidas, y sabrá corresponder emprendiendo nuevos proyectos, generando más y mejores empleos y estimulando la derrama económica en nuestra ciudad”, agrego.

Honold Morales, estimo que la fuga de consumidores hacia los Estados Unidos representa una pérdida de 6 mil millones de dólares anuales, la cual ha ido creciendo gradualmente pues en 2001 se estimaba en mil 500 millones de dólares anuales, lo que significa que en 17 años se ha disparado en un 300%. El dinero que los bajacalifornianos gastan en los Estados Unidos representa el 10.35% del Producto Interno Bruto Estatal (PIB).

El estudio de Competitividad del Comercio, la Industria y los Servicios en la Región Fronteriza arroja que los habitantes de Baja California suelen gastar su dinero en el sur de California adquiriendo en primer lugar ropa y artículos personales, en segundo calzado y en tercero alimentos y artículos del hogar.

“Los empresarios tijuanenses sabemos que si logramos recuperar buena parte de los ingresos perdidos por esa fuga de consumidores, habrá una derrama económica que generaría un efecto dominó y un círculo virtuoso al crearse más empleos y por tanto pagarse más impuestos y generar mayores estímulos para el mercado interno”, expresó.

“No consideramos que estas medidas representen un privilegio o un regalo, sino más bien una compensación y un estímulo para poder seguir emprendiendo e innovando en condiciones más equitativas de competitividad”, agregó.

Los empresarios no vamos a dormirnos en nuestros laureles, sino que aprovecharemos al máximo estas nuevas condiciones fiscales que nos permitirán ser mucho más competitivos y estimular una mayor derrama económica, generando empleos directos e indirectos.

Históricamente, el empresariado tijuanense se ha adaptado a emprender en condiciones a menudo adversas, compitiendo con  el estado más rico de la Unión Americana, resintiendo de forma más directa los vaivenes de la economía global y los derivados de la cambiante dinámica socioeconómica de la región.

Las ciudades fronterizas, y en especial Tijuana, recibimos a decenas de miles de connacionales que llegan de otros estados de la República buscando un mejor nivel de vida y también a una importante cantidad de personas deportadas de los Estados Unidos.

Los más beneficiados con la reducción del IVA serán sin duda los consumidores, pues al mejorar su poder adquisitivo habrá un estímulo al mercado interno generando  una zona más competitiva. Al final, los beneficios globales serán para todo el país y no nada más para unas cuantas ciudades, concluyó.