Atención psicológica a policías es necesaria más que depuración, aseguran abogadas

TIJUANA.- Tomando en cuenta que más de 15 asuntos de violencia contra la mujer, que la Barra de Abogadas “María Sandoval de Zarco”, ha atendido en coordinación con el Instituto Municipal de la Mujer (Immujer), responden a casos originados por policías y ministeriales, el organismo exhortó a las autoridades a implementar un esquema de supervisión psicológica continua a estos elementos. 

María Isabel Herrera Covarrubias, presidenta de la Barra de Abogadas, destacó que más que una depuración, es necesario que se brinde atención psicológica a los agentes, puesto que debido a su trabajo, viven bajo constante estrés.

“Si toda esta tensión no es desahogada de manera prudente, qué pasa, llega un momento en que la persona estalla, habiendo el riesgo de que cometa actos tan inhumanos como los que se han dado últimamente; asimismo, cómo saber si el oficial se puede prestar o no a actos de corrupción, pues conociéndolo a través de un análisis psicológico” expresó.

Subrayó que los horarios de trabajo de un policía, por lo regular son extensos e inestables, esto, sin contar que las prestaciones no son buenas, empezando porque no se les otorga tarjeta de jubilación, factores que tarde o temprano propician inestabilidad emocional.

Herrera Covarrubias reiteró que hay que fortalecer la parte interna de los policías, no obstante, además de atención psicológica, es necesario afianzar lo concerniente al tema económico “si procuramos una necesidad inmediata o futura, es más fácil ganarle a la corrupción”.

Señaló que la prueba de confianza a través del bolígrafo, no garantiza una buena conducta por parte de los oficiales, puesto que sólo se les aplica una vez por año y no a todos los elementos.

“La evaluación psicológica a los policías no debe ser espontánea, tiene que ser constante, además de que debe haber un seguimiento riguroso del tratamiento” abundó.

Indicó que aunque la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), cuenta con un área de psicología, el personal de dicho departamento no alcanza para atender a todos los elementos policiacos.

Por ello, la Presidenta de la Barra de Abogadas hizo un llamado a las autoridades municipales y estatales a implementar un esquema de supervisión psicológica continua, partiendo de ello para impulsar un mejor desempeño por parte de los agentes a través de mejores condiciones laborales u otras cuestiones.