Apuesta proyecto estudiantil a reúso de agua

Damaris Alatorre. Fotografía: Korina Sánchez S.

Por Korina Sánchez S.

Tijuana.- Damaris Alatorre Villanueva es una de las creadoras de un proyecto que propone el aprovechamiento del “agua morada”, a través de la limpieza.

Desde el lunes 11 de noviembre de 2019 y durante tres semanas se hicieron cortes del servicio de agua potable en Tijuana y Playas de Rosarito, hasta por 36 horas, debido a la falta del líquido y que la presa El Carrizo, de la que se distribuye a los hogares, se encontraba a un nivel mínimo de su capacidad.

“Todo inició por la incertidumbre de la escasez de agua en Tijuana, queríamos ver de qué manera podríamos utilizar el agua que se genera de tratamiento”, compartió la joven Damaris.

Una de las iniciativas que promueve para el cuidado del agua, de acuerdo a la CESPT (Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana), es fortalecer acciones con los Ayuntamientos para el reúso de agua tratada en áreas verdes municipales.

“Todos en Baja California estamos actuando para minimizar los efectos de la sequía en nuestra región”, dice el mensaje en la página web de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana.

En un contexto de escasez de agua potable en Baja California, una ayuda para regularizar el servicio a través del aprovechamiento del líquido, podrían ser los proyectos de estudiantes de educación media superior y universidades, tal como la llamada “agua morada”.

El olor desagradable y color amarillo o gris que tiene el agua para reúso, también llamada “agua morada”, son inexistentes gracias a un experimento realizado por estudiantes de la carrera de Ingeniería Ambiental del Instituto Tecnológico de Tijuana (ITT), del que forma parte Damaris.

“El proyecto consiste en la eliminación del color y el olor del agua morada mediante el uso de macrofitas”, explicó. Las macrofitas son plantas acuáticas que tienen características de eliminación de compuestos orgánicos y contaminación disueltos en el agua”.

La flora que brinda los beneficios utilizada por los jóvenes es la “Elodia SPP”, que absorbe los compuestos disueltos en el agua.

“Lo que hicimos es introducir 10 centímetros de Elodia en agua morada y en agua potable con el fin de determinar el crecimiento que ésta presenta”.

Tras el análisis de la planta se concluyó que es eficiente para la eliminación del color y olor del agua morada, si se encuentra en un ambiente de 25 grados centígrados o más.

“Lo que se quiere es eliminar el color porque no genera confianza a la gente para que la utilice. Para que se use de manera completa las aguas en tratamiento podríamos utilizar macrofitas para eliminar lo que no genera confianza que es el color y el olor no agradables para las personas”.

Adrián Hernández y Diego Francisco crearon junto a Damaris el proyecto que se expuso en la feria académica ambiental, organizada por Tijuana Innovadora en su cuarta edición realizada a finales de noviembre de 2019.

Y como este proyecto hay otros que se encuentran en espera de un apoyo económico para ser comercializados, contribuir al cuidado del medio ambiente y concretamente, al del agua, informó el director de Tijuana Verde, Hernando Durán Cabrera.

“Estamos buscando hacer con el CDT (Consejo de Desarrollo de Tijuana) que todos los proyectos ganadores (de la feria académica ambiental) que se emprendan y que puedan comercializarlos”, señaló Durán Cabrera.

“Queremos junto con el CDT, que no se ha logrado, un emprendimiento con estos proyectos ganadores, esa es nuestra idea, estamos en esas pláticas y queremos darle seguimiento”.

Dijo que se busca que los proyectos sean utilizados por el gobierno para mejorar la vida de los ciudadanos, pero también está la opción para la participación de la iniciativa privada.

“El tema de tema es el agua, en esta zona, el agua es fundamental para la vida, es muy difícil traer el agua hasta acá”, dijo, refiriéndose a la zona Este de Tijuana.